Expal

Greenpeace denuncia con una intervención no violenta en las oficinas de Expal en Madrid sobre el hecho de que esta compañia vende bombas de racimo que han provocado mutilaciones en la población civil. Y no es sólo que deje de fabricar ese tipo de bombas, sino que España prohíba la fabricación.

No hay comentarios »

No hay comentarios, puedes escribir uno.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja tu comentario

XHTML:Puedes usar las siguientes etiquetas (sólo estas): <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>