No impact man, es el titulo del último libro que acabo de leer. Escrito por Colin Beavan, un escritor neoyorquino que se propuso pasar un año generando el menor impacto medioambiental posible y contarlo en este libro.

no impact man, ecologismo sostenible

Evita al máximo todas esas bolsas, servilletas, vasos de plástico y, en general, todo lo que estuviera envasado. Logra reducir los kilos de basura de los cuales se arrepiente de generar a diario junto a su mujer y su pequeña hija. Evita los transportes que emitieran co2 a la atmósfera. Nada de ascensores, coches, taxis, metros, autobuses y por supuesto aviones. Además logra obtener una austeridad en la forma de comprar, nada es comprado para usar y tirar. Apuesta por las cosas de segunda mano, nada nuevo, excepto la ropa interior. La alimentación sostenible se basa en no consumir producto que utilicen productos químicos y, además, se compromete en consumir alimentos de temporada de su área local, evitando ser transportados y que crezcan de forma artificial. El consumo eléctrico se frena en su hogar. Nada de electricidad. Colin se hace con un pequeño panel solar con el que producir la energía necesaria para alimentar su portátil y algún electrodoméstico.

Por supuesto, nada de televisión que incita nuestras ansias de consumismo. Consumir nos hace tan felices que en nuestro lecho de muerte nos arrepentiremos por no haber comprado más. Gilipolleces. Eso no da la felicidad, en cambio sí los pequeños placeres de la vida que no se anuncia por la tele.

Me ha encantado su filosofía zen de vida, el cambio que todos podemos producir aunque seamos una sola persona y su ecologismo que va más allá de utilizar bombillas de bajo consumo o reciclar: hay que ser realmente consciente de los recursos que gastamos y desperdiciamos del planeta. Hay que concienciarse del uso que hacemos de los recursos del planeta y la vida que llevamos. Somos más felices, por ejemplo, trabajando con la luz del día y aprovechando las noches para disfrutar de la familia olvidándonos del televisor. El libro te hace plantearse si es necesario todo lo que utilizamos en esta sociedad moderna.

Además del libro Colin Beavan protagoniza su propio documental. Lo mismo que narra en el libro visto por las cámaras que se cuelan en su apartamento de Nueva York.

Más información | No Impact Man

1 comentario »

  1. […] la experiencia, podéis conocer algo más del autor en su blog, leer el libro donde la recoge (No Impact Man, está en muchas bibliotecas públicas) o ver el documental que resume este singular experimento, […]

    Pingback by El hombre sin impacto « Andanzas de un Trotalomas — noviembre 22, 2010 @ 9:19 am

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja tu comentario

XHTML:Puedes usar las siguientes etiquetas (sólo estas): <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>